Parte 3

Adela,

¡No sé qué hacer! Me siento cada vez mas perdida. Me fui es cierto, pero tú más que nadie sabes qué razones no me faltaron. O tal vez fui cobarde, no lo sé. NO LO SE. Me desespero a mí misma. Ya no sé qué es lo que busco. Tal vez lo busco a él, o tal vez me busco a mí. No, no me suena bien. Adela, creo que estoy huyendo. Huyo de mi misma, sí, eso me suena más. Con cada viaje que hago huyo de la posibilidad de encontrarme a mí misma. Esa vida que eligieron para mí no podía ser. No puedo ser esa mujer. Y ahora no sé, no sé si huyo, si busco, si encuentro, si pierdo. Yo no podía quedarme a ver como elegían mi vida por mí, como me decían que mi amor por Benjamín no podía ser. Ay Adela, si tan solo hubiera sido valiente, pero la valentía nunca fue algo mío. A cambio huí, y ya no se bien de qué. Miento, huí de mí. Y ahora solo me queda tu consuelo, amiga mía. Ya no me queda nada, la soledad tal vez, y tus cartas que me cuentan que sucede en ese lugar que algún día llame hogar. Perdóname Adela, mis lamentos deben aburrirte ya.

Luna

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s